Aún están a tiempo de ir a otro blog a leer otra cosa.

Voyeurismo Lírico es un polvoriento depósito de ideas al que vengo a divagar desde los quince años. Encontrarás artículos de opinión sobre ética, política y otros temas relacionados con la filosofía, así como también mis incursiones en la prosa poética y otras manifestaciones de la retórica.

Mis escritos son crípticos hasta para Turing y mis pseudoensayos son políticamente incorrectos (dos cualidades que, para colmo del lector, considero sendas virtudes). Las entradas con publicación previa al 2012 son francamente malas, y me avergonzaría de su existencia en la red si no fuera porque me recuerdan que, a pesar de todo, he aprendido a escribir durante estos años.

Bienvenido al blog que nadie lee, del infortunado estudiante de filosofía que tiene ínfulas de escritor pero vive en Venezuela.

viernes, 5 de marzo de 2010

Error de prioridades.





Es mas fácil echarle la culpa a los videojuegos, que educar a nuestra juventud sobre lo que es correcto.


Es mas fácil quitarnos la elección sobre que jugar, que desarmar a los criminales de nuestro país.


Es mas fácil prohibir algo, que hacer cumplir las leyes sobre su uso, los videojuegos por ejemplo vienen por categorías, para todos, para niños, para adolescentes, y para adultos, pero ellos no podían simplemente pedir que se cumpliera esto.


Es muy fácil acabar con los videojuegos violentos, pero dejar a periódicos y noticieros que nos bombardeen permanentemente con muerte y mas muerte.


¿Acaso es normal que yo no pueda comprar o vender un videojuego violento, por que me envían a la cárcel, pero que cualquiera que venda armas (ya sea armas blancas o de fuego) pueda seguirlo haciendo con toda la defensa de la ley?

Si yo tengo un bate pero lo uso para jugar béisbol, y mi amigo usa el suyo para golpear a otros chamos en la cabeza, ¿de quien es la culpa? ¿del bate? ¿o de las bases mal construidas de sus valores?


Yo no puedo dispararle a nadie con un control de wii, yo no puedo someter países con un nintendo, yo no puedo infundir el terror a las masas con un psp, y tampoco puedo evitar que un país se consuma en la inseguridad llevándome call of duty o resident evil de las tiendas.

Es verdad, hay violencia en los juegos, y es verdad que los niños no deberían absorber eso, pero la única medida funcional para evitar eso, es educando bien, enseñando respeto por la vida, y explicando que un juego es un juego, que sirve para entretener y liberar stress en muchos casos. Una persona adulta (incluso un adolescente) debe tener derecho sobre lo que quiera jugar, por que sabe lo que esta bien o no hacer, o al menos debería saberlo, y si no lo sabe, no se caigan a cuentos, no es culpa de los juegos.


Ahora, sin seguridad, sin agua, sin luz y sin videojuegos, ¿que mas nos queda?


Firma: Como diría mi amiga María, ahora los niños no podrán entretenerse con muertes virtuales, tendrán que conformarse con muertes reales.

3 comentarios:

  1. "ahora los niños no podran entretenerse con muertes virtuales, tendran que conformarse con muertes reales"

    Maldita sea, no hay mejor forma de expresarlo, lo que hacen los gobiernos con tal de reprimir a las masas...

    ResponderEliminar
  2. el gobierno subestima tu capacidad de diferenciar un juego de la realidad,un militar q se gasta el dinero de la nacion en comprar armas a granel no tiene autoridad moral para decirme nada..Demagogia barata de un gobierno barato...viva el libre albedrio,viva el individuo por encima de las masas

    ResponderEliminar

Todos los derechos reservados.

Todos los articulos aquí publicados son única y exclusivamente de la autoría de Manuel Gerardi Y tanto estos como el Kuaguro están protegidos bajo derechos de autor.



















Buscar este blog