Aún están a tiempo de ir a otro blog a leer otra cosa.

Voyeurismo Lírico es un polvoriento depósito de ideas al que vengo a divagar desde los quince años. Encontrarás artículos de opinión sobre ética, política y otros temas relacionados con la filosofía, así como también mis incursiones en la prosa poética y otras manifestaciones de la retórica.

Mis escritos son crípticos hasta para Turing y mis pseudoensayos son políticamente incorrectos (dos cualidades que, para colmo del lector, considero sendas virtudes). Las entradas con publicación previa al 2012 son francamente malas, y me avergonzaría de su existencia en la red si no fuera porque me recuerdan que, a pesar de todo, he aprendido a escribir durante estos años.

Bienvenido al blog que nadie lee, del infortunado estudiante de filosofía que tiene ínfulas de escritor pero vive en Venezuela.

miércoles, 31 de marzo de 2010

Social-Parasitismo



En biología aprendimos que los parásitos son seres que viven y se alimentan a cuestas de otro ser y que permanecen aferrándose a su víctima aprovechando todo lo que puedan de esta, hasta que ya no obtengan mas de ella, o bien, la maten...

Pues bien, a mi manera de verlo, en nuestra sociedad existen muchas otras clases de "parásitos", algunos mas peligrosos que otros, a mayor o menor escala, a los que día a día mantenemos y/o alcahueteamos hasta sin darnos cuenta; Individuos que claman dependencia y que se aprovechan de las retorcidas normas morales en las que se basa nuestro sistema para asegurarse una vida lo mas libre de responsabilidades, lo mas "fácil posible"...y lo mas patética y mediocre que se puedan permitir. Personas que ademas aceptan su condición parasitaria como lo único a lo que pueden aspirar y se refugian en ello, y como no, nosotros lo permitimos, y los llevamos a cuestas, a veces hasta felices de hacerlo.

Somos pocos quienes no nos hemos topado con alguna clase de parásito social, por ejemplo: los indigentes. Es cotidiano verlos en las calles, Deambulando sin rumbo, buscando la "piedad" y la "compasión" (o mejor dicho la lastima) de la gente. Esperando por las colaboraciones, las limosnas, las sobras de la gente...esperando por alguien que los mantenga. "No seamos crueles, no sabemos como terminaron así" "hay que ayudarlos"...¿Pero que clase de ayuda?

Puedo decirle incluso a los religiosos, ¿No fue acaso Jesús quien dijo: "No demos pescado al hombre, sino enseñemoslo a pescar"?...si bien es cierto que la mayoría de esos individuos son victimas de un sistema económico desordenado y caníbal, lo único que conseguimos al darles dinero es ayudar a mantener sus vicios como el alcohol y las drogas. Esas personas no necesitan ni nuestras limosnas, ni nuestra lastima, sino trabajos y un poco de orgullo propio. Son parásitos.

Siguiendo con el tema, hay muchos otros parásitos igual de comunes, ¿cuales? ¿quien no ha tenido ese compañero de clases que nunca cumple con sus obligaciones y a la hora de entregar trabajos o durante los exámenes decide pedirnos nuestra "ayuda"?(Dicho de una manera bastante sutil, puesto lo que realmente nos quiere decir es que le permitamos obtener crédito por algo que no hizo) y bueno, nosotros, para no quedar "como malos amigos" lo incluimos sin pensarlo en nuestro trabajo, o bien le dejamos copiar de nuestro examen. Eso señores, no es mas ni menos que parasitismo escolar.

No tiene nada de cordial o amistoso permitirle su mediocridad a una persona, y a medida que hacemos estos "favores" solo contribuimos a la creación de un inepto, que se acostumbrara a nunca estudiar, a recurrir a otros cada vez que tenga una responsabilidad, a nunca valerse por si mismo...es decir, es como si le cortáramos alguna de sus extremidades, y eso no tiene nada de bueno, ¿que clase de amigo permite que su compañero se convierta en un lisiado mental?

Incluso dejando a un lado eso (por que muchas veces no son ni siquiera "amigos" nuestros) ¿es justo que mientras uno se abstenga de divertirse y se esfuerce en cumplir sus obligaciones, el otro no haga nada para después recibir el mismo crédito de quien no trabajo?...No lo parece, pero en las escuelas esto es tan común como el sol al amanecer. Este es un tipo de parásito muy peligroso, puesto que si le dices que si una vez, puede seguir chupándote toda tu carrera estudiantil.

Estos que menciono son quizás los mas inofensivos de mi lista, hay otros mucho mas peligrosos y difíciles de tratar, como lo son esos estafadores y "picaros" comerciantes ilegales, los bien conocidos "Buhoneros". Muchos Podrían decir "Ellos trabajan", sin embargo, estos trabajadores comúnmente trafican con mercancía robada, invaden áreas publicas para comerciar, eludiendo cualquier clase de impuesto o pago que es exigido a cualquier otro dueño de comercio o empresario que ejerza su negocio legalmente. Ademas los buhoneros roban el servicio publico, como las luz y el agua que todos los demás pagamos. (y que a la larga nos han ido racionando, y hemos terminado recibiendo a medias un servicio por el cual pagamos, únicamente para equilibrar una desigual balanza...para justificar el consumo deliberado e irresponsable de quienes se roban estos servicios).

¿No es esto lo que hace un parásito? aprovecharse de sus victimas hasta dejarlas con muy poco...o con nada. Y lo seguirán haciendo mientras nuestra forma de quejarnos de esta injusticia sea seguir comprandoles su mercancía.

Esta clase de plaga en una sociedad progresista e inteligente seria repudiada, pero hoy en día son mas que aceptados, y hasta amparados por las leyes; Es mas!, estos parásitos son los favoritos de los políticos quienes en muchos casos arman sus propagandas y promesas electorales en base a ellos y su atención. Personas que carezcan de estima propia, aquellos que no tienen el control de sus vidas y que se adhieren a quien sea que les garantice una vida "fácil y buena" (a veces solo fácil) ellos son el blanco perfecto para un gobierno, pues pueden representar el voto asegurado.

Si eso no los indigna,¿ se imaginan parásitos a gran escala que vivan a cuestas de naciones enteras? Pues existen, lo hacen escudados de conceptos arcaicos como tradiciones y herencias de linaje; Personas que dicen ganarse respeto y privilegios por algo de lo que no tienen merito alguno: el simple hecho de nacer en un lugar dado con un apellido "importante". Estoy hablando de las Monarquias, parásitos que buscan orgullo donde no lo hay y que disfrutan el hecho de que son mantenidos por un estado sin un motivo concreto y sin hacer nada que justifique sus fortunas (amasadas por los impuestos cobrados a "su gente") y quienes ademas cuentan con defensores, gente que opina que en pleno siglo XXI, hay que subsidiar cuanto capricho se le ocurra a un@ malcriad@ y vanidos@ que se haga llamar por algún titulo nobiliario, todo por las "tradiciones".

Yo les digo, si hay quienes son partidarios de enriquecer a alguien que no les otorga nada (mas que sentirse superior a todos quienes los mantienen, y salir en revistas como hola!) eso es vuestro problema, pero que aún existan naciones obligadas a ser monárquicas solo por el bienestar de algunos pocos, eso es absurdo.

Cualquiera que sea la excusa con la que se presenten, esta sociedad esta repleta de parasitos, algunos mas peligrosos que otros, unos a consciencia, otros no, unos que viven clamando lastima y otros que se vanaglorian de su parasitismo. A la larga, son un puñado de mediocres, que ademas de representar una carga para todos, son otro cáncer mas de un sistema que se pudre por todos lados.

Lo mas importante es saber identificarlos, y rehusarnos a cargar con ellos. ¿Como y cuando dejaran de haber parasitos sociales? Hay una vacuna y se llama Amor Propio (Y en algunos casos, algo de orgullo y ganas de superación no les caeria mal).

La proxima vez que alguien te parasitee, ten en cuenta el daño que le haces permitiendoselo, y por supuesto, el suicidio moral que ello representa para ti mismo.

Firma: Tranquilo kuaguro, Eso de allí no es un parásito, es un tamagotchy...





2 comentarios:

  1. lahsdkjashdakshda me encanta cmo escribes, manu.

    ResponderEliminar
  2. Excelente Articulo Felicitaciones

    ResponderEliminar

Todos los derechos reservados.

Todos los articulos aquí publicados son única y exclusivamente de la autoría de Manuel Gerardi Y tanto estos como el Kuaguro están protegidos bajo derechos de autor.



















Buscar este blog