Aún están a tiempo de ir a otro blog a leer otra cosa.

Voyeurismo Lírico es un polvoriento depósito de ideas al que vengo a divagar desde los quince años. Encontrarás artículos de opinión sobre ética, política y otros temas relacionados con la filosofía, así como también mis incursiones en la prosa poética y otras manifestaciones de la retórica.

Mis escritos son crípticos hasta para Turing y mis pseudoensayos son políticamente incorrectos (dos cualidades que, para colmo del lector, considero sendas virtudes). Las entradas con publicación previa al 2012 son francamente malas, y me avergonzaría de su existencia en la red si no fuera porque me recuerdan que, a pesar de todo, he aprendido a escribir durante estos años.

Bienvenido al blog que nadie lee, del infortunado estudiante de filosofía que tiene ínfulas de escritor pero vive en Venezuela.

jueves, 1 de abril de 2010

El Orgullo Merecido


Hay pocas cosas tan placenteras como un trabajo exitoso, un esfuerzo bien recompensado, ver como florecen las semillas de nuestras ideas. Esa clase de momentos donde podemos darnos el placer de ser felices, de sentirnos realizados aunque sea por breve tiempo; Un sentimiento de satisfacción justificada, que como justo merito de nuestra determinación o por haber cumplido con nuestros mas deseados objetivos, nos acompaña y nos llena de energías; Esos, son los momentos donde podemos decir "estoy orgulloso de mi mismo".


Todos necesitamos experimentar esa sensación, así sea cuando aprobamos el examen para el que tanto estudiamos, cuando ganamos esa competencia para la que entrenamos duro, cuando hacemos nuestro mejor dibujo o tocamos nuestra mejor canción en nuestro instrumento favorito Y cada ves que logramos destacar en algo por lo que luchamos. Es un sentimiento mas que merecido al que nadie debe renunciar, ni dejarse privar por otros.

Siempre nos piden renunciar a nuestros momentos de orgullo, alegando que debemos respetar a quienes no logran destacarse en algo, a quienes fracasan (y usualmente a los que ni siquiera lo intentan) y son esas mismas personas carentes de orgullo propio, que en vez de buscar los méritos y la realización personal, le exigen a quienes triunfan que rechacen su felicidad como grito silencioso que dice: !no me juzgues por ni siquiera intentarlo!.

Yo me pregunto, ¿quién se puede sentir ofendido por los éxitos de otros, mas que una persona envidiosa y rencorosa? ¿por que en vez de criticar a quien celebra su logro, no nos esforzamos mas en lograr cosas también?, es algo que no logro entender, es una actitud inverosímil y por mas común

Hace poco un profesor de la universidad me pedía discreción después de un examen, yo había salido bastante bien, y tenia una de las mejores notas del salón. La cosa es que el examen fue sumamente complicado y yo estaba dando saltos por el salón, normal pues, más que feliz. Según el, eso hacia sentir mal a quienes no habían salido tan bien como yo y desde su punto de vista eso era una terrible falta de respeto. Me pidió Humildad.

Primero me sentí hasta avergonzado, pero pensé, pensé bastante y llegue a la conclusión (a la que desearía haber llegado en un primer momento de auto censura) de que mi profesor se había expresado de una manera muy poco Lógica.

Una cosa es el respeto (que todos merecemos por igual), y otra cosa es la condescendencia. ¿quien merece mas respeto que una persona con sentimiento de superación y que triunfa en lo que hace?, Las personas deben ser valoradas por sus acciones y aquellos quienes siempre se esfuerzan, esos que terminan destacando, son los que merecen todo nuestro respeto. Afirmar lo contrario es una actitud auto-compasiva.

En ningún momento una celebración por un logro personal debería ser considerada una ofensa para nadie, Y lo mio no fue una excepción, pues en ningún momento me burle de nadie, ni hice gestos de superioridad, solo me sentía feliz y si los demás estaban inconformes o molestos por sus notas, solo pueden cuestionarse a ellos mismos, aprender de la lección, así como nos sucede a todos cuando no obtenemos lo que queremos. Claro que es mas fácil engañarse con el típico"fracase por que los demás también fracasaron" y para algunos resulta molesto enterarse de que hay quienes deciden ver por si mismos. Por supuesto que no hablo solo de esta situación...pero debo admitir que es un excelente ejemplo.

Para mi resulta como si Los leones del Caracas, después de conseguir el titulo nacional, hubiesen decidido no celebrar pensando en que Los Jugadores de Magallanes iban a sentirse mal. Es por mas ridículo.

Por supuesto, el orgullo hay que ganárselo, tan malo es quien se escuda en una humildad permanente para justificar sus fracasos (como si estuvieran previstos o algo así) como aquel que presume de éxitos que no son realmente suyos y van por ahí llevando un orgullo inmerecido, como una excusa para sentirse superiores. Ambos tipos de personas solo demuestran una terrible inseguridad.

Las oportunidades no son algo que alguien pueda acaparar o reducir, estan alli para quienes esten dispuestos al trabajo...y La intención no es la de ver a los rivales fracasar (es lo que menos importa) sino la de ganar y ser los mejores. Hay quienes no pueden ver la diferencia, y esta idea los asusta. Como diría Robert kennedy: "No solemos ver a los demás como competidores sino como enemigos"en vez de vivir en colaboración y competencia con nuestros semejantes, huimos, sin saber de que o de quien, nos tememos los unos a los otros, y a la larga, por culpa de ese patron que seguimos, terminamos temiendo mas al éxito que al fracaso, pues no queremos ser vistos como enemigos.

Siéntete orgulloso de tus logros, no solo por la magnitud que estos puedan tener, sino por el esfuerzo invertido en ellos.

Firma: "En un bosque los arboles pequeños se quejaban de que los grandes les tapaban la luz del sol, después de mucho discutirlo, todo se soluciono a punta de sierra y pico..."



5 comentarios:

  1. Excelente :) como todos tus temas.
    Por fin! puedo comentar XD antes no se enviaban mis comentarios :( Bueno!bueno!

    Yo en mi caso,me siento orgullosa de mi talento....
    aunque aveces me sienta frustrada y en un callejon sin salida!pero dibujar para mi es mi vida,mi sueño y mi meta a cumplir.
    Las personas tiene sus virtudes pero aveces no las ven o no la saben aprovechar :(
    Sigue escribiendo y expresandote tienes a tu seguidora XD


    Vane*

    ResponderEliminar
  2. Wow, tienes mucha razón en este artículo.

    De nuevo, te digo que tu manera de escribir es muy buena e invita a leer. Que tengas una buena semana (o lo que queda de ella) ^^

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por sus comentarios y pues agrego para vane: las personas que poseemos metas en nuestras vidas y que tenemos algo por lo que queremos luchar, estamos destinados irremediablemente a ser felices. Eso es algo que pueden dar por sentado, independientemente del resultado de vuestras busquedas, siempre obtendran felicidad.

    Ayn Rand diria, "No hay ser mas inmoral que aquel que carece de metas"

    ResponderEliminar
  4. Estoy muy orgullosa de ti hijo: Sigue adelante un besazo...

    Rocio

    ResponderEliminar
  5. Mi favorito hasta ahora!! definitivamente.

    Orgullo racional y consciente <3

    ResponderEliminar

Todos los derechos reservados.

Todos los articulos aquí publicados son única y exclusivamente de la autoría de Manuel Gerardi Y tanto estos como el Kuaguro están protegidos bajo derechos de autor.



















Buscar este blog