Aún están a tiempo de ir a otro blog a leer otra cosa.

Voyeurismo Lírico es un polvoriento depósito de ideas al que vengo a divagar desde los quince años. Encontrarás artículos de opinión sobre ética, política y otros temas relacionados con la filosofía, así como también mis incursiones en la prosa poética y otras manifestaciones de la retórica.

Mis escritos son crípticos hasta para Turing y mis pseudoensayos son políticamente incorrectos (dos cualidades que, para colmo del lector, considero sendas virtudes). Las entradas con publicación previa al 2012 son francamente malas, y me avergonzaría de su existencia en la red si no fuera porque me recuerdan que, a pesar de todo, he aprendido a escribir durante estos años.

Bienvenido al blog que nadie lee, del infortunado estudiante de filosofía que tiene ínfulas de escritor pero vive en Venezuela.

domingo, 26 de diciembre de 2010

A un año del funeral del Kuaguro...

Han pasado ya 365 días desde que comencé con este blog, de la publicación de mi primer post. Aquí he estado plasmando en palabras cientos de ideas que hasta entonces permanecían guardadas en mi cabeza, y las he compartido con todos ustedes. Cada entrada, cada articulo, cada párrafo y frase son el resultado de horas de trabajo, las horas de reflexión mejor invertidas del año que pasó.

Hasta entonces, ustedes leyeron mis escritos bajo el título de "La muerte del kuaguro", pero nunca les dije què era un kuaguro...




El Kuaguro es mi representación de la creatividad, de mis pensamientos, mis aspiraciones...

Una creatividad que iba muriendo por no ser empleada para ningún fin. Unos pensamientos desperdiciados en horas de introspección, como lanzados al vacío. Unas aspiraciones que con el tiempo comenzaron a verse difíciles y lejanas.

El punto es que, El Kuaguro estaba muriendo, hasta que comencé a escribir. Desde entonces, Este blog es un recordatorio de que ni yo, ni nadie debería dejar a un lado sus pasiones, ni su creatividad, ni su intelecto, ni su capacidad de criticar y analizar, de que nunca debes asesinar a tu kuaguro. 

Cada día, con cada duda nueva, cuando no soy digno de mis palabras y mi musa me maldice, está el recordatorio de perseguir mi meta, la sublime invitación al funeral de un kuaguro, uno que ya comenzó y que continuará hasta que se cumplan mis fines.

Este año que comienza seguiré cargando en contra de los convencionalismos, los dogmatismos, la inercia social, los prejuicios, las creencias arcaicas y todo aquello denunciable por atentar contra el hombre inteligente, el hombre de progreso. Una cruzada por desenmascarar las mentiras, los absurdos y contribuir, aunque sea un poco, a que la poca cordura que nos queda se fortalezca.

Pero más difícil aún, luchar por no caer en los pecados que denuncio, una lucha de autodeterminación, y contra mi persistente estado de disconformidad con mis actitudes.

Pronto acabara también el año 2010, un año bastante balanceado entre cosas muy buenas y hechos que quizás hubiera preferido no ocurriesen, en esencia un año para aparender, un año que, en teoria terminara el 31 de diciembre a las 12 pm. Bueno, de un día para otro no cambia el universo, ni una vida entera. Quizás el hoy sea solo la secuela de ayer...Pero nunca es un mal momento para proponerse progresar, armar metas y decidirse de una buena vez a dejar los complejos y los miedos y empezar a vivir la vida. Éxito en ese proceso a todos ustedes!


1 comentario:

Todos los derechos reservados.

Todos los articulos aquí publicados son única y exclusivamente de la autoría de Manuel Gerardi Y tanto estos como el Kuaguro están protegidos bajo derechos de autor.



















Buscar este blog