Aún están a tiempo de ir a otro blog a leer otra cosa.

Voyeurismo Lírico es un polvoriento depósito de ideas al que vengo a divagar desde los quince años. Encontrarás artículos de opinión sobre ética, política y otros temas relacionados con la filosofía, así como también mis incursiones en la prosa poética y otras manifestaciones de la retórica.

Mis escritos son crípticos hasta para Turing y mis pseudoensayos son políticamente incorrectos (dos cualidades que, para colmo del lector, considero sendas virtudes). Las entradas con publicación previa al 2012 son francamente malas, y me avergonzaría de su existencia en la red si no fuera porque me recuerdan que, a pesar de todo, he aprendido a escribir durante estos años.

Bienvenido al blog que nadie lee, del infortunado estudiante de filosofía que tiene ínfulas de escritor pero vive en Venezuela.

miércoles, 9 de febrero de 2011

De la Historia a la Histeria.


Esta, nuestra historia, es la historia de dos pandillas. Donde no habían buenos, ni malos, sino solo dos bandos en busca del poder. Y en donde los vencedores de aquella contienda pasaron a ser los redactores de los textos que narran la "ilustre historia" del país.

Era la Venezuela del 1800. Aún en la época colonial. Según nos cuentan, nuestro prócer por excelencia, Don Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar y Palacios de Aguirre, Ponte-Andrade y Blanco (O solo Simón Bolívar) Dedicó cada fibra de su ser a la liberación de los pueblos sudamericanos oprimidos bajo el yugo del Imperio Español, y cuyo único móvil y propósito fue el altruismo en su estado puro. Seguramente, en un cuento de hadas.

¿Por qué no creer que Bolívar era un super-hombre de una casta heroica que nos salvo a todos de la esclavitud? ¿Por qué no tragarme plenamente lo que durante años me recalcaron en la escuela y en los libros de texto? ¿Por qué no aceptar y glorificar la propaganda Bolivariana de este gobierno, si total, solo engrandece y enorgullece el sentimiento patriótico?:

Porque me indigna que me vean la cara de idiota. Porque es un insulto a mi inteligencia creer en algo que evidentemente no ocurrió de esa manera, solo para sacar de la chistera un poco de orgullo infundado y sintético. Porque no creo que el auto-engaño como medio para obtener una "identidad colectiva" sea suficiente para suplir la carencia de una identidad individual. No es suficiente, y da pena ajena.

No hablo en vano. Lean y saquen sus conclusiones:


En esos tiempos de estatus social, racismo y clasicismo, los Españoles eran quienes dominaban el ámbito político, económico y territorial por encima de cualquier otra raza o clase. Simon Bolívar, al igual que muchos de nuestros otros héroes de independencia era criollo. Es decir: Un hijo de españoles nacido en Venezuela. Los criollos tenían grandes privilegios y casi pleno control sobre buena parte del comercio, manejo de tierras y de propiedad agraria. Gozaban de mucho poder económico y un gran estatus social. Sin embargo, en cuanto al ámbito de la política, los principales cargos se les otorgaban a los nacidos en España.

Bolívar era oligarca, hijo de una adinerada y pudiente familia. Vivió con todos los lujos que quiso costearse, estudio en las mejores universidades del extranjero y vivió en las quintas más impresionantes de aquella ciudad de caracas. Pero Bolívar deseaba poder, el poder de su herencia, una clase de poder político que no le era permitido por su estatus de criollo.

Bolívar convenció a otros intelectuales, pudientes y militares que estaban en su misma situación de criollos para iniciar una contienda para presionar a la corona española a que cedería poderes. Y aprovecho la desestabilización que provoco la invasión de Napoleón a territorio Español con la consecuente derrocamiento de la corona. España, sumergida en una crisis fue cediendo uno por una las colonias americanas a los caudillos locales.

Sin embargo, en tierras Americanas quedaba mucho Español, y estos, quienes no querían perder ahora sus privilegios a manos de los criollos, lucharon a muerte para mantenerlos. Ellos son los malos de nuestra historia, los que perdieron.

En conclusión. Bolívar no deseaba solo la autonomía de los pueblos ahora llamados "Bolivarianos". Como bien se sabe, Bolívar tenia planeado desde un comienzo la unión de todas las colonias en un solo país, la gran Colombia. Es decir, su idea no era liberar a nadie, sino más bien, lograr quitar a España el poder sobre las colonias, obtenerlo para el, fusionarlas todas en un gran imperio, más grande que el propio imperio español, Un Imperio Bolivariano y ser el , El Napoleón de las Américas. Unas ínfulas bastante imperialistas. Bolívar, quien además, conservaba sus esclavas mulatas, poco tenia para pensar en derechos y libertad. El quería dominar y tener el poder.

Por supuesto que los demás caudillos criollos no iban a permitir que el se llevara todo el pastel, de modo que, después, le traicionaron y echaron del país. O mejor dicho, echaron del país al traidor. El proyecto de la gran Colombia nunca se concreto.

El Napoleón de las Américas, o como le llamaría Marx: "El Napoleón de las retiradas" (Y no es que Marx tenga ni una pizca de mi simpatía, pero es curioso leer la opinión que tuvo el padre del comunismo sobre el libertador de las Américas  ambos que siempre aparecen juntos en grafitis y murales de la ciudad de Caracas) haciendo alusión a la veces en que Bolívar abandono a sus tropas en pleno ardor de una batalla - Citando como ejemplo una batalla contra las tropas de Boves, en agosto de 1814 .

Cobarde, oportunista, demagogo y traidor fueron algunos de los adjetivos que tuvo para con Bolivar, a quién incluso acuso en un texto bibliográfico escrito por el Alemán para el "New York Daily Tribune" allá por el 1858, texto en el que culpaba al libertador -entre otras cosas- de haber entregado a Francisco de Miranda al ejercito realista dirigido por Monteverde, para ganarse algunos favores de la corona Española.

Es curioso como se cuenta la historia. Como se tergiversa un hecho a conveniencia. La fabricación de héroes e iconos, como medio para enaltecer a las masas, o mejor dicho, como una forma de dar a las masas desorientadas una identidad de la que carecen, ofrecerles motivos fantásticos para que se sometan al patriotismo, a la defensa del estado y sus intereses, al "orgullo colectivo", que ellos llaman: "Amor a la patria". No es nada sorprendente la dependencia que tienen los gobiernos a evocar sucesos pasados, hacer comparaciones con batallas y triunfos bélicos de personalidades ancestrales, cambiar hechos para obtener de ellos tanto glorias que nunca lo fueron como justificaciones para los fracasos históricos de las mas pintorescas.

Lo evidente es que la historia se escribe y enseña como desea el mandatario de turno. El enardecimiento nacionalista es de las armas de manipulación social más comunes y efectivas para el control de las masas. Normalmente a ellas recurren los autócratas, llámense fascistas, socialistas, comunistas, o simplemente amados lideres. Siempre que se desee el apoyo del "pueblo", debes darles primero lo que quieren: Héroes, una historia gloriosa que los haga sentirse orgullosos, hablarles de la superioridad de la nación y de la raza propia.

Toma a un pueblo ignorante en desgracia, dales motivos absurdos para que se sientan mejores o superiores a la gente de otras clases, de otros países o razas. Diles que no hace falta que trabajen, estudien o se esfuercen como individuos, que por el simple hecho de haber nacido en su país, ya son mejores que los demás. Envenénalos de chauvinismo y les crearas una fuerte dependencia a la historia y a la patria...una dependencia al estado y lo que sea que su líder llame "los valores de la nación".

Le funcionó a Hitler con su socialismo nazional. A Francisco Franco, con su imagen de la España tradicional y gloriosa. Le ha funcionado a cuanto gobernante se ha posado en miraflores. Y es que al ver aquellos murales en la ciudad de caracas donde aparecen retratados comandantes, caudillos ( y más recientemente incluso caciques) de nuestro pasado, como si fueran caricaturas de Dc comics o Marvel, uno se pregunta que pasara realmente por la cabeza de otras personas que los observan al pasar.


Firma:  Curioso es que los héroes que tanto veneramos eran solo hojas del mismo árbol, hermanos de propósito de nuestros "rivales" de hace 200 años: Caudillos sedientos de poder. Sin ningún móvil más que obtener ese poder a como fuese lugar a costa de lo que fuese. Simón Bolívar no es diferente que Boves en lo más mínimo. Esos caudillos son resentidos que deseaban poder, nuestros enemigos, seres poderosos que querían conservarlo.

Señores, no hay nada de heroico ni glorioso allí, es historia pasada, que debe ser enseñada objetivamente, sin opiniones alternas, ni engrandecimientos inmerecidos, ni mediante figuras de odio. Sucesos que ocurrieron hace un par de siglos, de los que nosotros no tenemos arte ni parte. No nos salpicaran ni su gloria ni su desastre, ni a nosotros ni a aquellos que odiamos irracionalmente y culpamos de nuestros fracasos administrativos, sociales y económicos de las ultimas décadas. Para que quede más claro, dejen de echarle la culpa a las colonias por nuestro tercer-mundismo, dejen de culpar de crímenes ancestrales a personas que nada tienen que ver con ninguna invasión.

El racismo y la exclusión xenófaga no debería ser enseñado en las escuelas como algo de que sentirse orgullosos. Ni tampoco debería un gobierno en desastre buscar gloria y virtud entre los escombros de una civilización sepultada.

Que la historia se cuente como es, no para fomentar odio ni orgullo, sino para fomentar el conocimiento y la búsqueda de la verdad, enseñar la historia como hechos objetivos que dieron lugar al presente y no como un ancla sobre el progreso y una excusa para el retroceso y la mediocridad.

Pdt: Si es por venerar o admirar a algún icono del pasado, les aseguro que hay muchos verdaderos héroes regados por la historia tanto de nuestro país como del mundo entero (que es la verdadera "patria" de todos. Ahí en los libros los encontraras, figurando como científicos, químicos, inventores, matemáticos o a veces, como en muchos casos, ni ese merito les otorga la sociedad.



7 comentarios:

  1. Un pais no debe de sentirse orgulloso por un pasado glorioso, si no por su capacidad de seguir creando glorias en el futuro

    ResponderEliminar
  2. Tenemos heroes más gloriosos en nuestro pasado más reciente a los que no damos ni la mitad del valor que se le da a cualquier militar sediento de poder de la epoca colonial.

    Como el señor Humberto Fernandez Moran, Venezolano inventor del bisturi de diamantes o el mismisimo Dudamel, director de la orquesta sinfonica Venezolana.

    ResponderEliminar
  3. solo puedo decir Genial Historia a la Histeria

    ResponderEliminar
  4. ya me estaba preguntando yo cuando alguien tendría el valor de decir que la historia que nos han enseñado es sólo una versión del asunto real. ¿Qué pasaría si se supieran todas las verdades?
    Probablemente el mundo como lo conocemos se iría al caño.
    Excelente artículo cuñado!

    ResponderEliminar
  5. O quizás el mundo saldria del caño donde se encuentra. Gracias Ado!

    ResponderEliminar
  6. Alirio O: :

    Manuel no sabes si saldría del caño, empezando por la negación de todo el mundo, ya que a muchos los criaron con esa historia de que Bolivar es "jesucristo". Aunque hay que incluir a los ignorantes que no saben quienes son y a los desinteresados que les da igual.

    La única critica que te puedo hacer es ¿Por qué no lo publicaste antes?

    La reacción de las verdades son impredecibles, por lo menos en mi caso, me pareció patético desde el principio que Bolivar y muchos próceres (Menos francisco de miranda :D) serían tan vivaces, superdotados y videntes como muchos de los super héroes de los comics (pensé en eso mientras leía).

    Excelente artículo.
    Ah, y otra crítica, no es por ser malo ni nada pero he leído mejores redacciones tuyas, men te lo digo de cariño, mejorala un poco, no te digo con esto que hables como un oligarca, pero con todo y eso me gustó :D sigue mejorando

    Saludos.

    PD:Holaaa! :D cuando es que vienes para acá? vienes con maga? O: avise avise xD

    ResponderEliminar
  7. Gracias por la critica Alirio, trato de mejorar con cada artículo que publíco. Quizás no emplee una redacción tan poetica esta ocasión por el tinte de reseña historia que quise darle al artículo.

    Con respecto a lo otro, como decia en el post, Hay que decir las cosas como son, guste o no a la mayoria. La verdad es más importante que los números.

    ResponderEliminar

Todos los derechos reservados.

Todos los articulos aquí publicados son única y exclusivamente de la autoría de Manuel Gerardi Y tanto estos como el Kuaguro están protegidos bajo derechos de autor.



















Buscar este blog