Aún están a tiempo de ir a otro blog a leer otra cosa.

Voyeurismo Lírico es un polvoriento depósito de ideas al que vengo a divagar desde los quince años. Encontrarás artículos de opinión sobre ética, política y otros temas relacionados con la filosofía, así como también mis incursiones en la prosa poética y otras manifestaciones de la retórica.

Mis escritos son crípticos hasta para Turing y mis pseudoensayos son políticamente incorrectos (dos cualidades que, para colmo del lector, considero sendas virtudes). Las entradas con publicación previa al 2012 son francamente malas, y me avergonzaría de su existencia en la red si no fuera porque me recuerdan que, a pesar de todo, he aprendido a escribir durante estos años.

Bienvenido al blog que nadie lee, del infortunado estudiante de filosofía que tiene ínfulas de escritor pero vive en Venezuela.

miércoles, 16 de marzo de 2011

La Religión: La empresa (estafa) más exitosa de la historia.


...Y así el hombre fue castigado por comer del árbol del conocimiento, no debía de buscar la razón, ni de hacerse mejor, debía solo de tener Fe, y creer, en lo que Dios le dijera que era bueno para el...


Vuelvo a hablarles sobré religión. Muchísimo tiempo después de argumentar mi Ateísmo, cuando apenas comenzaba a escribir. (http://kuaguros.blogspot.com/2009/12/por-que-soy-ateo.html ).Esta oportunidad regreso al tema, no para tratar los absurdos de las ideologías, sino para haceros cuestionar sobre la bondad y veracidad de las instituciones.

Merece la pena mostrar ese aspecto de las religión que sus lideres y representantes más importantes prefieren obviar (Razones tienen). Ese detalle, omitido, disimulado y a veces hasta justificado. La parte en donde la religión resulta ser el negocio más lucrativo de la historia, o, mejor dicho, la estafa más cochina (Y a consentimiento del estafado) de la historia de la humanidad.

Hoy cargo contra las instituciones religiosas.

Todos los derechos reservados.

Todos los articulos aquí publicados son única y exclusivamente de la autoría de Manuel Gerardi Y tanto estos como el Kuaguro están protegidos bajo derechos de autor.



















Buscar este blog