Aún están a tiempo de ir a otro blog a leer otra cosa.

Voyeurismo Lírico es un polvoriento depósito de ideas al que vengo a divagar desde los quince años. Encontrarás artículos de opinión sobre ética, política y otros temas relacionados con la filosofía, así como también mis incursiones en la prosa poética y otras manifestaciones de la retórica.

Mis escritos son crípticos hasta para Turing y mis pseudoensayos son políticamente incorrectos (dos cualidades que, para colmo del lector, considero sendas virtudes). Las entradas con publicación previa al 2012 son francamente malas, y me avergonzaría de su existencia en la red si no fuera porque me recuerdan que, a pesar de todo, he aprendido a escribir durante estos años.

Bienvenido al blog que nadie lee, del infortunado estudiante de filosofía que tiene ínfulas de escritor pero vive en Venezuela.

miércoles, 4 de mayo de 2011

La Homosexualidad No Es Una Enfermedad, Ni Es Contagiosa..


 -Jovenes Iranies cumpliendo pena de muerte por homosexualidad

Según el Islam “
El crimen de homosexualidad es uno de los más grandes crímenes, el peor de los pecados y la más abominable de las acciones, y Allah castigó a aquellos que lo cometieron de una forma en que no castigó otras naciones”… 


La homosexualidad siempre ha sido un tema tabú. Desde hace mucho (y por razones varias) la preferencia sexual por seres del mismo género se ha visto como algo naturalmente erróneo, como una falta grave a algún código no escrito de civismo, como pecado religioso, e incluso, ha llegado a ser tratada como una enfermedad mental.

Pese a que actualmente la llamada comunidad gay ha obtenido más reconocimiento y respeto que en muchos siglos, en la sociedad todavía existe un profundo rechazo a la homosexualidad (en algunos lugares más que en otros). Hay países donde pueden ser arrestadas dos personas del mismo sexo que sean vistas agarradas de la mano o dándose un beso, alegando "conductas inapropiadas y lascivas" y el castigo va desde reclusión hasta, incluso, la pena de muerte. Según la ONU, son al menos 78 Países los que criminalizan la homosexualidad.

Es un tema que nos hace formular muchas interrogantes que bien merecen ser respondidas por "los expertos". Por ejemplo: ¿Cuál es el problema? ¿Qué me debe importar a mi si se lleva a cabo un matrimonio ajeno, gay o hetero? ¿Por qué habría de importarme a mi con quién te metes en la cama, seas gay o hetero? ¿quienes si tienen derecho a besarse? .
Pues hay a quienes al parecer si les importa y existen diversos puntos de vista que proponen la maldad de la homosexualidad e incluso insinúan que representa un problema serio para el sistema.

Mientras que, por una parte, en los medios de comunicación es cada vez más común y bien aceptado encontrarnos con personalidades reconocidas que ahora expresan abiertamente su homosexualidad, con interpretaciones de personajes gay en series y películas e incluso reality shows, hay un grupo que lo repudia firmemente y rechaza estos hechos como lo que consideran "propaganda a la morbosidad y la degeneración" y poco a poco se han ido pronunciando.

En primer lugar: Los religiosos y su teoría del "diseño inteligente". Sostienen que el hombre fue diseñado para la mujer y viceversa, y que solo debe haber relación entre ambos. Según la Biblia católica "Dios no crea al hombre homosexual, sino que este se transforma por el pecado" y debido a que, según dicen, el fin del hombre es la procreación, cualquier actividad sexual que no conlleve este fin, es "adulterio" y es un pecado para Dios.

Hay quienes simplemente basados en el mismo argumento de la procreación, lo ven como algo anti-natural, opinando que el cuerpo del hombre y de la mujer han evolucionado para compenetrarse, y que no deberían existir más variables.

Sociólogos dicen que la homosexualidad es perjudicial para el orden social y que es una "actividad dañina" tanto psicológicamente hablando, así como, según algunos, la causa del origen de muchas enfermedades sexuales. Además, vale la pena mencionarlo, del escándalo por la petición de la legalización del matrimonio y la adopción por parte de una pareja gay: dicen que una pareja gay es un mal ejemplo para la formación de un niño.

Sin embargo muchas de estas acusaciones carecen de fundamentos o bases consistentes. Incluso la gran mayoría son objetivamente reprochables. Más allá de la opinión personal u orientación sexual de cada uno, hay ciertas cosas que vale la pena tomar en cuenta, y muchas actitudes que merecen la pena ser denunciadas.

Para empezar, las sociedades no se vienen abajo porque se respete la elección sexual. Como ejemplo puedo mencionar las civilizaciones Griega y Romana, en las cuales la homosexualidad era algo aceptado y practicado por muchas personalidades, incluyendo a los cesares. Ambas cayeron por agentes muy ajenos a sus condiciones sexuales, y dejaron un legado de progreso y conocimiento de incalculable valor para la humanidad.

Siguiendo. Las enfermedades sexuales no las desarrollan los homosexuales, eso es un mito. Cualquiera que tenga relaciones con promiscuidad, poca higiene y en exceso, es un Santa Claus dispuesto a repartir virosis por cada chimenea por la que pase. Independientemente de su condición de hetero u homosexual. Aquí lo reprochable es la infidelidad, la promiscuidad y la no utilización de preservativos durante el acto. (Ah, pero es más fácil meterse con los homosexuales y prohibir el uso del condón, ¿ no es así señor Benedicto XVI?).

Con respecto al daño psicológico que pueda acarrear un niño criado por parejas gay, es un tema muy delicado, pero al que también se puede objetar. Es verdad que un niño, en su crianza, necesita de una figura paterna y materna, pero lo que más necesita es amor, educación y atención. En una época donde abundan las madres solteras y los padres irresponsables o alcohólicos, las familias conflictivas, las madres que se deshacen de sus hijos... ¿cual es factor a tomar en cuenta realmente? ¿El genero de la pareja o lo capacitados que estén para criar a un niño correctamente? ¿de que vale que sean hombre y mujer si son maltratadores o irresponsables?.

Existen Homosexuales y heterosexuales a los que nunca debería dejárseles criar a un niño, pero eso no depende sino de sus capacidades y de su racionalidad. Además, como dato, en la mayoría de los casos, los niños que fueron criados por parejas homosexuales, luego crecieron con sus preferencias heterosexuales.
¿Son las relaciones sexuales homo, anti-naturales por no ser parte de un proceso de reproducción? Bajo esa premisa cualquier cosa que hagamos que no de como resultado la procreación es anti-natural entonces. Volar es antinatural, pero lo hacemos con aviones. El cacao y la Yuca son anti-naturales en Europa, pero los cultivaron allí trayéndolos de América. La pasta de dientes es anti-natura también, pues nuestra raza en un principio no tenia ningún producto con que limpiarse los dientes además de agua. No se engañen, es además muy deprimente considerar que el fin central de la raza humana sea la reproducción, pero ese es un tema que ya he tratado antes.

Y sobre el matrimonio, es una vergüenza que una pareja tenga que pedir permiso y someterse a votación de otros para poder casarse.

Muchas son las teorías que encubren una fobia enorme a la libertad sexual, una fobia que atormenta a una gran parte de la sociedad. Pero, exactamente, ¿a que le temen? Pareciera que pensaran que la homosexualidad es contagiosa.

La realidad es que la preferencia sexual no es algo que un ser humano pueda ni deba cambiar solo para complacer a terceros. Cuando se trata de amor o sexo, pecado es prohibirle a alguien que ame, o que pueda estar junto a la persona que desee. Lo que es realmente una enfermedad y una aberración es el deseo compulsivo de controlar la sexualidad ajena, y querer condicionar la vida de otras personas como medio de controlar propias inseguridades...

Curiosamente quienes mayor rechazo y hostilidad muestran son, además de los religiosos, los hombres. El estereotipo del hombre "macho", aquel que detesta y repudia a los homosexuales. En concreto, mayor es el rechazo a la homosexualidad masculina, de la que, a diferencia del lesbianismo (Las relaciones lésbicas han sido usadas como enganche mediático para el público masculino, principal consumidor de material sexual-pornografico) genera toda una serie de burlas y repudio.

Lamentablemente se han registrado verdaderos episodios de odio y violencia contra la comunidad homosexual en los últimos años. Personas asesinadas por su condición sexual, personas excluidas, rechazadas, aisladas...Es una verdadera ola de terror la que estos "defensores de lo ético" provocan en las mentes de unos seres humanos que lo único malo que han hecho en su vida, ha sido no luchar ni aceptar sus deseos y ponerlos por encima de la opinión de los demás.


- Protestantes Americanos, mostrando su rechazo e
intolerancia mediante pancartas con mensajes de odio:
(“Iran al infierno, Dios los odia, no bendecidos sino malditos”)–

Tales actitudes barbáricas en pleno siglo XXI no son (lamentablemente) para extrañarse, tomando en cuenta el intenso lavado de cerebro colectivo que existe al respecto, y sobre todo, la intensa campaña de odio llevada de la mano de la misma Religión, siendo las más especificas la Islamica y la Católica, en cuya biblia existen pasajes como este: "Si alguno se juntare con varón como con mujer, abominación hicieron; ambos han de ser muertos, sobre ellos será su sangre" (Lv 20:13).

La iglesia con el pasar de los años ha cumplido al pie de la letra con dichas ordenanzas. Gobiernos totalitarios de carácter fascista y religioso, como el gobierno de Francisco Franco (Dictador Español que ejerció gobierno desde 1936 hasta 1975) se dedicaron a perseguir y asesinar homosexuales, siendo uno de los casos más famosos el de Garcia Lorca.

Cito también las "investigaciones científicas" llevadas a cabo por psicólogos entre las décadas del 40 y el 70 quienes proponían "curar" la "enfermedad" de los homosexuales a base de una seria de experimentos en los que se encontraban las descargas eléctricas y el hipnotismo. Experimentos donde llegaron a fallecer jóvenes confundidos y llevados a tal punto por la presión social.

A aquellos que acusan de enfermedad, abominación y monstruosidad les pregunto, ¿Quiénes son los monstruos? ¿No se dan cuenta lo enfermo y anormal que ese odio y rechazo compulsivo?

La sexualidad no se contagia. Así como un homosexual no puede "transformarse" en hetero. Yo, como heterosexual, no puedo "transformarme" en gay, cuando tengo mis preferencias bien definidas. Por eso no tengo nada que objetar, ni nada que repudiar, pues el hecho de convivir con Homosexuales, o encontrar en los medios personajes influyentes que sean "gay" no va a alterar ni a afectar de ninguna manera mi masculinidad.
En cambio, si sientes odio, rechazo, miedo, si te importa tanto y es tan imprescindible para ti perseguir, satanizar, y repudiar a los homosexuales, pues auto-examínate. No es normal ese interés en la vida privada de otros, y quizás, solo estés exteriorizando tu propio miedo a aceptar tu sexualidad.

FirmaVive y deja vivir. Mientras las decisiones privadas de otros no te afecten ni te perjudiquen, tu opinión solo vale, como opinión. Cada quien esta en su derecho, de hacer con su vida y su cuerpo lo que mejor crean conveniente, tanto en sus preferencias sexuales, como en lo que comen, lo que lean o lo que piensen y digan.

La sexualidad corresponde a decisiones personales meramente individuales. Decisiones que deben ser respetadas, pues cualquier tipo de abuso sexual (Pues el acoso puede ser para mantener relaciones o para prohibirlas) es un delito GRAVÍSIMO contra la libertad e integridad moral de una persona.

No es necesario compartir algo para respetarlo, si estas en contra, eres libre de expresarte y rechazar un pensamiento o un modo de vida, pero el derecho para influir en la vida amorosa de otra persona -o grupo de personas- hasta el punto de ejercer la violencia verbal o física, solo por discordar o porque a ti te moleste por alguna razón, ese derecho no existe. No existe ese derecho a perseguir y repudiar personas inocentes cuyo único delito es consigo mismos por no exigir sus derechos con más ímpetu. La libertad de un ser humano para amar no puede ni debe ser impedida ni ridiculizada por nadie.

Si no estás de acuerdo con la homosexualidad, no la practiques. Pero te toca respetar a quienes si están de acuerdo. Que viva la libertad de pensamiento, de acción...y de sexo. Sinceramente, un hetero.

3 comentarios:

  1. Una vez más un artículo excelente, cuñado. Estoy totalmente de acuerdo con lo que dices, tiene más problemas mentales quien no puede evitar meterse en las vidas de otros que aquel que es homosexual. Que al fin y al cabo, no es un defecto serlo.

    Me parece especialmente curioso (y despreciable) que muchos católicos muestren tanto odio hacia la comunidad gay, yo soy católica de corazón pero no porque la iglesia diga que ser gay está mal, voy a odiar a gente que no me ha hecho ningún mal y que lo único que quieren, es lo mismo que todos, ser felices. Además ¿no se dijo una vez que "se amaran los unos a los otros"? ¿Dónde quedó eso? ¿O es que más bien dijeron que se "amaran los unos a los otros, excepto a los gays" y yo no me enteré?

    Y te digo más, eso de que los hombres son más sensibles con el tema de la homosexualidad es muy cierto. A mi parecer es por la educación que se nos ha dado, y lo explico: a las mujeres siempre se nos ha enseñado y recalcado cómo debemos vernos, y mientras nos veamos como señoritas, perfectas muñequitas de porcelana, nada más importa, ni siquiera si alguna se acerca demasiado a otra mujer.

    Pero los hombres, siendo sinceros, la tienen dificil, porque se les ha enseñado qué deben sentir, como machos que deberían ser. Un "hombre de verdad" no debe llorar, ni quejarse, debe trabajar de sol a sol y demostrar que es fuerte a cada momento. Por eso, quien sale de este patrón es tachado de débil y poco hombre, algo por demás absurdo.

    Y debo decir ¡bravo! por la referencia a García Lorca :)

    ResponderEliminar
  2. Muy bonito articulo. Solo que todo lo que escribes se basa es algo llamado "anarquismo moral", haces lo que se te pega la gana sin medir las consecuencias, pensando que no hay ningun Dios, y que todo lo que tu llamas "mitos", mas simplemente te ocultas en argumentos hedonistas que al final traeran sus consecuencias. Dices lo que ves, no lo que no ves.

    ResponderEliminar
  3. Te recomiendo leer a Aristoteles antes de usar términos que evidentemente no conoces o que por lo menos en esta oportunidad has usado de forma erronea. Hedonista eres tu por considerar tu punto de vista lo suficientemente valido para interferir en las decisiones personales (totalmente validadas) de otros, como es la elección sexual.

    Y con respecto a lo que no veo. Me cito a Aristoteles de nuevo: Existe solo aquello que puede ser demostrado. Si no puede ser demostrado simplemente no existe. A=A.

    Buen día.

    ResponderEliminar

Todos los derechos reservados.

Todos los articulos aquí publicados son única y exclusivamente de la autoría de Manuel Gerardi Y tanto estos como el Kuaguro están protegidos bajo derechos de autor.



















Buscar este blog