Aún están a tiempo de ir a otro blog a leer otra cosa.

Voyeurismo Lírico es un polvoriento depósito de ideas al que vengo a divagar desde los quince años. Encontrarás artículos de opinión sobre ética, política y otros temas relacionados con la filosofía, así como también mis incursiones en la prosa poética y otras manifestaciones de la retórica.

Mis escritos son crípticos hasta para Turing y mis pseudoensayos son políticamente incorrectos (dos cualidades que, para colmo del lector, considero sendas virtudes). Las entradas con publicación previa al 2012 son francamente malas, y me avergonzaría de su existencia en la red si no fuera porque me recuerdan que, a pesar de todo, he aprendido a escribir durante estos años.

Bienvenido al blog que nadie lee, del infortunado estudiante de filosofía que tiene ínfulas de escritor pero vive en Venezuela.

jueves, 21 de julio de 2011

En Defensa Del Amor


Cupido y Psique Enamorados.


El amor. Tantos lo desean, tantos que lo buscan, tan pocos lo consiguen. Casi nadie lo entiende (o procuran no hacerlo).

Desde niños aprendemos que el sentimiento más valioso es el amor. Que el amor es la máxima exaltación que un ser vivo puede experimentar, un agradable calor que abraza al alma, la felicidad pura en un sentimiento.
Y tienen razón en todo.

Sin embargo, verdaderos maestros han fallado en explicar lo más importante: su premisa: Que el amor no es una causa, sino una consecuencia. Que no es tal esencia embotellada que podemos destapar y ofrecer - o recibir - de cualquiera a conveniencia.

Se ha enseñado la magnificencia del amor como sentimiento y como valor del ser humano, pero se ha tergiversado su significado. El hombre, en su afán por conseguirlo, ha querido convencerse de muchas tonterías. Ha predicado las filosofías más absurdas y ha tratado de conseguir la consecuencia sin sus causas, degradando al sentimiento y engañándose a si mismo.

Filósofos y poetas de renombre han escrito que "El amor no tiene razón de ser" que "El amor no lo eliges, te elige" que "El corazón siempre dicta sobre la razón" y que"Los que prefieren la sensatez y huyen de la locura son incapaces de sentir el amor verdadero." Frases recicladas a las que estamos acostumbrados y que aceptamos muchas veces como realidades incuestionables. ¿Pero que hay de cierto en ellas?

¿Engrandecen con su poesía al sentimiento o le escupen con palabras?

Quizás sean mitos como el de Cupido, quién con sus flechas desgarra el sentimiento en vez de esparcirlo. Sería correcto salir en defensa del amor.


Todos los derechos reservados.

Todos los articulos aquí publicados son única y exclusivamente de la autoría de Manuel Gerardi Y tanto estos como el Kuaguro están protegidos bajo derechos de autor.



















Buscar este blog