Aún están a tiempo de ir a otro blog a leer otra cosa.

Voyeurismo Lírico es un polvoriento depósito de ideas al que vengo a divagar desde los quince años. Encontrarás artículos de opinión sobre ética, política y otros temas relacionados con la filosofía, así como también mis incursiones en la prosa poética y otras manifestaciones de la retórica.

Mis escritos son crípticos hasta para Turing y mis pseudoensayos son políticamente incorrectos (dos cualidades que, para colmo del lector, considero sendas virtudes). Las entradas con publicación previa al 2012 son francamente malas, y me avergonzaría de su existencia en la red si no fuera porque me recuerdan que, a pesar de todo, he aprendido a escribir durante estos años.

Bienvenido al blog que nadie lee, del infortunado estudiante de filosofía que tiene ínfulas de escritor pero vive en Venezuela.

sábado, 19 de noviembre de 2011

Los Verdaderos Derechos Humanos


¿Qué son los Derechos Humanos?


El hombre, después de miles de años de desarrollo en sociedad, con la evolución de su intelecto y capacidad de raciocinio, con la profundización de conceptos como justicia, felicidad y dignidad, determinó que eran necesarias una serie leyes que protegieran los valores indispensables para la correcta convivencia entre seres humanos. Leyes que garantizaran el respeto entre individuos y ampararan la merecida integridad de cada uno.

Se concluyó que habían aspectos fundamentales e intrínsecos para la garantía de una vida digna y plena, y se los llamó derechos.

Serían ''Inherentes al individuo, inalienables, irrevocables, intransmisibles e irrenunciables'' y serían ''Universales''


..." Es decir, que incluirían a toda persona "independientemente de la raza, credo, estatus, género, condición sexual o nacionalidad"- Lineas entre comillas, extraídas de Wikipedia, la enciclopedia libre.

Fueron necesarios milenios de evolución para concebir conceptos de tal nobleza y racionalidad. Años y años hasta que el hombre asumió por fin su valor como individuo y la moralidad que implica el respeto hacia la individualidad ajena.

Bien, los derechos fundamentales, también llamados derechos "negativos" pueden perfectamente resumirse en: derecho a la vida, derecho a la Libertad y derecho a la propiedad.

Esos tres son los únicos derechos intrínsecos del hombre, de esos tres axiomas nacen todos los demás derechos (Económicos, sociales, etc) y se complementan el uno al otro. Además de ser a prueba de "vacíos legales".

¿Por qué digo que son complementarios y a prueba de error? ¿Por qué afirmo que son los únicos derechos válidos y de los que parte todo lo demás?


Uno por uno iré ejemplificando:

*Derecho a la vida:  Simplemente como que desde que nace, todo ser humano tiene el derecho a vivir, siendo la vida el bien más importante de cada individuo. Esto implica que cada quien posee el derecho a defender su vida y su integridad física de cualquiera que intente altercar contra ella, y los respectivos organismos de justicia de cada nación se verán con todo el poder para castigar en pro de la justicia a cualquiera que cometa el crimen de la agresión física intencionada, sistemática o puntual, y siendo la única excepción la defensa propia.

Es decir, TODOS tienen derecho a la vida, ergo, TODOS deben respetar el derecho a la vida de su igual ante la ley.

Está estrechamente vinculado con el derecho a la libertad. Sus derivados son: El derecho a la defensa propia y a la alianza como medida de protección.

*Derecho a la libertad:  El ser humano es intrínsecamente libre para elegir la forma en que desea se desenvuelva su vida y de actuar consecuente con esos propósitos.

Sin dejar cabo suelto para ninguna contradicción, como algunas frases de la cultura popular indican, esto da por sentado que, como TODO ser es libre, NADIE tiene el aval para interferir con la libertad de otros. Es decir, interferir con la libertad de otros (Siendo la única excepción el caso de un criminal que haya violado este u otro derecho) es y debe ser considerado un crimen. Obligar a otro a actuar bajo coerción (Violencia o amenazas) va contra la moral y la ética y debe ser repudiado y condenado.

Eres libre para elegir el camino de tu vida, pero no para imponerle un camino a la vida de otros, pues tu mismo derecho te adhiere un compromiso, un deber con el derecho ajeno.

Sus derivados son: el derecho a ejercer libremente la profesión, el derecho a la libre opinión y el libre pensamiento, el derecho a la individualidad y a la búsqueda de independencia.


"La libertad ama a la justicia"
Es importante reflexionar, que solo en libertad es posible la moralidad. Solo en plena libertad para escoger tus acciones es lo que reflejará tu escala de valores. Solo lo aceptado y hecho en libertad, puede ser juzgado como bueno y justo, pues nace de la intención, no por obligación.


*El Derecho a la propiedad:  Entiendiendose por propiedad aquello que has conseguido de forma justa y merecida, aquello que creas de la materia prima de la naturaleza, cualquier producto de tu creatividad y esfuerzo, el resultado de tu trabajo. Eso te pertenece solo a tí y tienes derecho de utilizarlo y gestionarlo según consideres mejor para ti. Esto incluye aquello que pactas en materia de dinero, en comercio con otros hombres, y lo que adquieras con el: Vivienda, vehículos, y demás bienes personales.

Este derecho es igual de importante que los otros dos y está igualmente ligado. Tu propiedad es el resultado de esfuerzo y entrega, y de una gran inversión en tiempo de vida. Así como la recompensa al propósito que en libertad escogiste para ti.

Este principio es lo que convierte en malvada la aspiración de otros a obtener bienes por la vía fácil, sin la inversión en esfuerzo, ni en iniciativa, ni la elección de propósitos racionales. Es esto lo que hace moralmente malvado el deseo de obtener algo sin merecerlo, las causas sin las consecuencias, para un hombre de valores y razón...

...En consecuencia, es esto lo que convierte en delito el hurto y el robo por igual, en cualquiera de sus presentaciones y diferentes justificaciones. Despojar a otros de su bien merecida propiedad o querer disponer de lo producido por otros sin su consentimiento, por la vía de la fuerza o el chantaje, es inmoral y es un crimen. No se trata solo de despojarlo de su propiedad material, es atentar contra su libertad, destruir el premio a sus virtudes y escupir a valiosa parte de su vida.

Este derecho también condena cualquier forma de destrucción de la propiedad privada, y cualquier acto que atente contra ella, desde el vandalismo común, hasta el terrorismo.

Sus derivados son: El derecho a la propiedad privada y el libre derecho de admisión. El derecho a la propiedad intelectual o derechos de autor. El derecho al libre comercio y la libre empresa. Y el derecho a comerciar la propiedad con quién uno acepte libremente.

******

Si los derechos a la vida, a la libertad y a la propiedad, fueran debidamente respetados (Y hechos respetar), sería suficiente para una pacifica y respetuosa coexistencia que traería como consecuencia, por supuesto, el progreso y unas excelentes opciones para lograr la felicidad.

Sin embargo, recientemente, sobre todo por la aceptación y aplicación de una serie de doctrinas políticas y dogmas religiosos, han sido aceptados por el colectivo toda una serie de supuestos derechos que vienen a ser una contradicción al axioma de lo que un derecho humano expresa, trayendo como consecuencia que, en la actualidad, sean comúnmente respetados estos falsos derechos y violados los derechos primordiales.

Las ideologías colectivistas han ido educando que los derechos negativos y sus antagonistas, los derechos "sociales" son, no solo compatibles, sino inseparables. Siendo la realidad, algo diferente.

Si te preguntaran hoy, ¿Tiene el ser humano derecho a la educación y la salud gratuita? Probablemente dirías que si.  ¿Tiene el hombre el derecho a vivir bajo un techo digno?, probablemente asentirías también.

 Y, si bien representan, los primeros, un plan en teoría para nada negativo, sino más bien apoyable (En otros términos) y el segundo, una aspiración racional de cada ser humano, no pueden ser considerados "Derechos" como tal, y su aplicación legal por parte del estado, trae como consecuencia innumerables atropellos y violaciones a los derechos humanos.

¿Cómo es esto posible? ¿Cómo pueden medidas de un aparentemente alto sentido humanista, ser consideradas ilegales? Paso a paso explicaré también.

El ser humano, dentro de su derecho a la libertad y a defender su vida, tiene el derecho a aspirar a una buena educación y a una buena salud, pero, exigir ambas, de manera "gratuita" es una violación al derecho a libertad y propiedad de quienes se preparan para brindar dichos servicios.

¿Por qué uso el término "obligar"? La medicina y la educación son servicios. Servicios que existen porque personas se preparan y tienen la capacidad, la iniciativa para ofrecerlos (En mayor o menor calidad) y sin esas personas no habría servicio que ofrecer.

En el momento en que aceptamos legalmente estos derechos, estamos implicando que algunos seres humanos están obligados a impartir un servicio de forma gratuita, y otros, en su derecho de exigirlo. Esto viene siendo una suerte de esclavitud.





"Si un individuo tiene derecho a vivienda, al trabajo o a la atención sanitaria, otros individuos tendrán la obligación de contratar a ese individuo y sufragar los gastos que su atención sanitaria genere, lo cual supondría la destrucción de los derechos de propiedad y libertad de terceros"


Claro, actualmente miles de profesionales se ofrecen voluntariamente a brindar sus servicios en instituciones de carácter público, y por ende se maquilla el hecho de que aceptamos como humanistas, leyes que violan los derechos humanos.

¿Que sucedería si, en determinado país, ningún profesional del sector público en cuanto a medicina o educación,  deseara continuar prestando sus servicios en instituciones del gobierno? Probablemente se les acusaría de no ser profesionales (Aún cuando estarían en su derecho por su libertad de profesión y de propósito) de poco humanos y hasta se vería con buenos ojos que se les obligara regresar al campo de trabajo, bajo las condiciones gubernamentales.

Con esto no quiero decir que estoy en contra de los servicios mal llamados "gratuitos" - Ningún servicio público es gratuito, pues se financia en base a impuestos, que algunos pagan y otros no- De hecho, sería una excelente propuesta si fuera iniciada por empresas por política propia y no bajo coerción. Que se brindara a la gente un servicio al estilo de los seguros,. donde pagando periodicamente, cuotas infimas, pudieran garantizarse estos servicios igualmente necesarios para todos.

Critican el la intención de lucro y el capitalismo, quienes disfrutan de productos y servicios que solo son posibles en capitalismo. Personas que saben que el trabajo tiene valor y debe ser recompensado, pero que no se molestan si el robo no es con ellos.

Pero el tema de los servicios públicos va más allá de la moral altruista o de la "ética social". Es una estrategia Gubernamental.

Hacer de los servicios "públicos" y "gratuitos" un "derecho legal" implica necesariamente la existencia de un gobierno estatista con poder sobre la economía. Viene siendo una necesidad, para mantener dicho sistema. De modo que bajo la pancarta de lo humano y lo moral, el gobierno se asegura la posesión de una serie de poderes que no le corresponden, pues atentan contra los derechos de sus ciudadanos.

Como por ejemplo, el poder de sancionarte si no pagas impuestos (Atenta contra la libertad y el libre uso de tu propiedad).

Por más indispensable que pueda resultar un servicio para el hombre moderno, es un crimen disponer de lo que otros producen como si fuera propio. Es inmoral pretender poner a cierto sector, según su capacidad, en obligatoriedad de atender a otro sector, precisamente por que se omite su derecho a elegir. Y ningún fundamento amparado en la coerción, en obligar a otros a aceptarlo,  puede ser moral (Por mejores ideas que pretenda enseñar o hacer recalar) Y mientras los impuestos sean obligatorios, serán malvados. Una pistola no es un argumento, diría Ayn Rand.



Los criminales son expertos en la política de que el fin justifica los medios, de asumirse dueños de lo que otros producen y arrebatarlo a la fuerza. 

Lo mismo sucede con el "derecho a la vivienda"- El derecho a la vivienda implica que cada quién DEBE tener una casa. Por supuesto, la gran mayoría aspira a vivir de forma digna, de acuerdo a sus capacidades o a sus estándares de comodidad y conveniencia (Cosa que en muchos casos, ejemplo propio, se dificulta, dado el alto indice de inflación y la superpoblación de las grandes ciudades) Sin embargo, afirmar que esto es un "derecho" (Que se basa en la obligatoriedad) Da alas al estado para que decida por su cuenta, de donde sacar esas viviendas para quienes no cuentan con ellas.

En algunos casos, el estado, (Con dinero de otros) ofrece contratos a inmobiliarias y arquitectos para diseñar viviendas "populares" o grandes edificios para ofrecer a estas personas en condiciones precarias. Siendo un caso relativamente , tomando en cuenta que realmente, el estado consiguió ese dinero mediante la extorsión. (Incluso aunque algunos acepten gustosamente su contribución, pues en su totalidad no es así)

En otros casos, el estado, da disponibilidad para ocupación a edificios abandonados o en desuso en territorio de propiedad estatal. Siendo este el mejor de los casos (Y perfectamente reespaldable, siempre y cuenta sea una propiedad sin dueño o en territorio en posesión del gobierno) .

Pero también da cabida al modus operandi por excelencia del comunismo: La expropiación. La expropiación es el caso en que, el gobierno, bajo su percepción de la necesidad, se toma el derecho de disponer de la propiedad de unos para ponerla en disposición de otros o para hacerla propiedad del estado.
Esto es una violación a dos de los derechos humanos esenciales, y sea la justificación que tenga, es un hurto legalizado.

Si tu propósito es ayudar al que no tiene o mejorar la producción de un producto que consideras de mala calidad o escaso, las únicas alternativas morales son la producción y la competencia. Producir esas viviendas y producir productos que representen una competencia. Pero para el estado es más fácil robar que producir, y bajo la excusa de la necesidad, cometen y cometen crímenes de forma impune y con apoyo masificado.

El problema es que para poder saciar esas necesidades, hacen falta sacrificios, hace falta despojar de su propiedad a ciertos hombres o de explotar a para que produzcan. Hace falta obligar al capaz a producir bajo los términos del que nada hace, violando su derecho a la libertad, nuevamente.


Pero a estos sacrificados, o no se les toma en cuenta, o se les ve como necesarios. Sigue siendo ilegal, sigue siendo violar derechos humanos y que una mayoría lo haga en base a una minoría, no lo justifica en lo absoluto. Como tampoco justifica que un grupo, por tener el poder, desee aplastar a aquellos que no lo poseen.

Algunos justifican estos sacrificios como justificados y morales, desde el punto de vista de que algunos servicios, como lo son efectivamente la medicina y los estudios, son bienes de gran valor e imprescindibles para una vida digna. Lo ven desde el hecho de que hay gente que quizás no pueda acceder a estos y que es justo que deban estar a un precio accesible a todos, o, ¿por qué no? gratis!, pero no lo ven desde el punto de que, sin las personas que producen, no habría producto y que ver moral que quién no hace nada por dar un servicio deba obligar a quien si lo hace a hacerlo gratis, está a favor de la esclavitud. 


****
El ser humano del siglo XXI debe estar consciente de cuales son sus derechos y los de sus iguales, así como sus antepasados determinaron lo que era justo y bueno, al hombre de hoy le toca defenderlo y condenar cada atropello contra la integridad, propia, y del ser humano en general, pues no debe haber excepción en una ley universal.

Así como el hombre no tiene derechos para violar los derechos de otros, tampoco tiene derecho de elegir instituciones que lo hagan por el, como son los gobiernos. Y ni todo el apoyo de una mayoría hará moral los crímenes de un gobierno.

Ningún gobierno tiene más derechos que los ciudadanos a los que representa. Esto es primordial.

Debemos dejar de pensar en masas de gente y vernos más como grupos de individuos, pues ver a la humanidad sin detallarla no nos permite valorarla ni apreciarla. Debemos recordar que cada individuos tiene un valor único y que debe ser respetado por encima de todo y que la violación al derecho de uno, es tan importante e injustificable como cualquier otra.

Al ser globales, los derechos deben ser medidos con la misma vara para cada quién (Como previamente escribí) por lo que la mirada colectivista es inmoral, una mirada donde unos, por ser mayoría, tienen derecho de aplastar los derechos de minorías.

Basta de aquello de que el fin justifica los medios. El canibalismo seguirá presente bajo esa premisa, un canibalismo moral. De hombres usando a otros hombres como fines para sus medios. Querer promover "derechos humanos" bajo esa premisa, no solo es contradictorio, es repulsivo.

Firma: Los únicos derechos validos y que deben ser protegidos por encima de todo, son la libertad, la vida y la propiedad privada...

...Pero con respecto a la educación, o a la medicina o a cualquier otro servicio que dependa de terceros, tu derecho consiste en que ningún otro pueda cohibirte en tu búsqueda honesta por obtener esos servicios y saciar tus necesidades. Pero a lo que no tienes derecho es a obligar a otros a ofrecerlos según tus condiciones (O pretender que hacerlo consiste una obligación moral por parte de estas personas)"

Tenemos derecho a aspirar por lo bueno, no derecho a que otros nos lo regalen. 


Hacer de las necesidades un motivo de "derecho" y de la capacidad un motivo de castigo, es la peor contradicción en la que se puede caer en materia de la libertad, y es una premisa sumamente malvada. Todos tenemos necesidades, hacer de ellas un derecho implica la obligación de otros a saciarlas. Eso no es humanismo.


Criticar la intención de lucro y llamar de forma despectiva "materialistas" a quienes producen, es un acto de hipocresía  Acusarlos de solo pensar en dinero, cuando predicas una ideología cuya premisa es quitar el
dinero y los bienes a unos para darlos a otros, es ya cinismo.


Es fácil solo plantarse a criticar la forma en que otros llevan las cosas cuando no se aporta nada sino quejas y peticiones pero se es incapaz de producir.


La verdadera naturaleza del anti-capitalista que pide servicios gratis y condena el lucro, es la de aquel que odia que quién produzca sea dueño de lo que produce, alguien que quiere ser el dueño de una lampara mágica para desear que otros le hagan las cosas de forma gratuita. Alguien que quiere esclavos.

1 comentario:

  1. Nada nos ayudará: La gente siempre quiere todo grátis, pero instintivamente apoya al capitalismo. Es por eso que el mundo es manejado en forma capitalista -- lo quiera la gente o no.

    ResponderEliminar

Todos los derechos reservados.

Todos los articulos aquí publicados son única y exclusivamente de la autoría de Manuel Gerardi Y tanto estos como el Kuaguro están protegidos bajo derechos de autor.



















Buscar este blog