Aún están a tiempo de ir a otro blog a leer otra cosa.

Voyeurismo Lírico es un polvoriento depósito de ideas al que vengo a divagar desde los quince años. Encontrarás artículos de opinión sobre ética, política y otros temas relacionados con la filosofía, así como también mis incursiones en la prosa poética y otras manifestaciones de la retórica.

Mis escritos son crípticos hasta para Turing y mis pseudoensayos son políticamente incorrectos (dos cualidades que, para colmo del lector, considero sendas virtudes). Las entradas con publicación previa al 2012 son francamente malas, y me avergonzaría de su existencia en la red si no fuera porque me recuerdan que, a pesar de todo, he aprendido a escribir durante estos años.

Bienvenido al blog que nadie lee, del infortunado estudiante de filosofía que tiene ínfulas de escritor pero vive en Venezuela.

jueves, 11 de septiembre de 2014

El Guaire, baluarte de la capital.




Pensando en ríos, un tanto más prosaico que aquel de Éfeso. En el pasado, las primeras sociedades se apostaron a orillas de los ríos, por lo que hoy día son muchos los países cuya ciudad capital se ve atravesada por uno. Verbigracia: a Londres la secciona el caudaloso Támesis; a París, el Sena, en su majestuosidad.

A Caracas, por otra parte, la atraviesa el Guaire, con la gracia de una várice y el esplendor de una herida supurante. Alguien – de esos que idealizan la languidez o la disfrazan de honor – dijo alguna vez que, las comparaciones, son odiosas. Tanto más odiosas si el contraste desfavorece como en este caso, pero las mejillas del caraqueño hace décadas que no cogen rubor.

Todos los derechos reservados.

Todos los articulos aquí publicados son única y exclusivamente de la autoría de Manuel Gerardi Y tanto estos como el Kuaguro están protegidos bajo derechos de autor.



















Buscar este blog